sábado, 5 de enero de 2008

Hablemos


Hablemos pelotudeces,
esta mala costumbre
que origina mi avaricia
a la hora del amor,
del frío y la conciliación.

Gira todo fácil para el daño
lo superfluo, la otra vida,
una penita de adoquín
y alguna suelta marginal.

No hay comentarios: