sábado, 5 de enero de 2008

Señuelo

Señuelo erótico
perforando una cabeza de mar
en los ojos míos las
conversaciones
tiernamente perturbadas.

Patagónica inmortalidad
en tu piel madura y blanca
Arenas y más arenas
sombras a las sombras
pudor y alguna misericordia.

No hay comentarios: